¿Alguna vez habías escuchado el término PAS?Es probable que sea la primera vez que lo lees y a pesar de ello puede que lo seas o más bien lo sufras y ni siquiera seas consciente de ello. Porque si algo caracteriza a las Personas Altamente Sensibles (PAS) es que su nivel de sufrimiento es mayor al de resto de personas precisamente porque su sensibilidad ante los diferentes acontecimientos y circunstancias de la vida es llevada al extremo.Como siempre que nos adentramos en -MiFaDeLoSu– en estos asuntos profundos del ser, nuestra primera recomendación es que si te sientes identificado con la personalidad que hoy describimos, te pongas en manos de un buen profesional para que te aporte las herramientas necesarias e imprescindibles para poder lidiar con esta característica tan particular de la personalidad del ser humano, que puede ser dañina para tu persona y para la de los que te rodean y más quieres.Dicho esto y definido de una manera muy superficial en que consiste una personas PAS, voy a darte unas sencillas pautas para que convivas con ello de una manera óptima.Normalmente las personas que sufren menos es porque son más simples o simplistas. Por lo general podríamos decir que son personas simples ya que de ser simplistas implicaría el hecho de ser consciente de que ser más simple puede resultar más beneficioso y por ende realizar la elección de serlo. Es como la evolución del Homo Sapiens al Homo Sapiens Sapiens por decirlo de alguna manera.El Homo Sapiens es un paso evolutivo más del ser humano en el que el hombre comienza a pensar. Y el Homo Sapiens Sapiens es la evolución de este último: El hombre que piensa se da cuenta o es consciente además de que realiza la acción de pensar.Supongo que aquí, llegados a este punto, la parte más complicada y la clave para ser una persona altamente sensible (PAS), sin que ello te afecte en exceso, es ser consciente de tu alta sensibilidad e intentar relativizar al máximo todos los acontecimientos de tu vida de modo que tengas una calidad de la misma óptima.¡Así que ya sabes Persona Altamente Sensible! La solución a tu problema no deja de ser ancestral: Tan solo consiste en ser un Homo Sapiens Sapiens más. 😉
¿Alguna vez habías escuchado el término PAS?Es probable que sea la primera vez que lo lees y a pesar de ello puede que lo seas o más bien lo sufras y ni siquiera seas consciente de ello. Porque si algo caracteriza a las Personas Altamente Sensibles (PAS) es que su nivel de sufrimiento es mayor al de resto de personas precisamente porque su sensibilidad ante los diferentes acontecimientos y circunstancias de la vida es llevada al extremo.Como siempre que nos adentramos en -MiFaDeLoSu– en estos asuntos profundos del ser, nuestra primera recomendación es que si te sientes identificado con la personalidad que hoy describimos, te pongas en manos de un buen profesional para que te aporte las herramientas necesarias e imprescindibles para poder lidiar con esta característica tan particular de la personalidad del ser humano, que puede ser dañina para tu persona y para la de los que te rodean y más quieres.Dicho esto y definido de una manera muy superficial en que consiste una personas PAS, voy a darte unas sencillas pautas para que convivas con ello de una manera óptima.Normalmente las personas que sufren menos es porque son más simples o simplistas. Por lo general podríamos decir que son personas simples ya que de ser simplistas implicaría el hecho de ser consciente de que ser más simple puede resultar más beneficioso y por ende realizar la elección de serlo. Es como la evolución del Homo Sapiens al Homo Sapiens Sapiens por decirlo de alguna manera.El Homo Sapiens es un paso evolutivo más del ser humano en el que el hombre comienza a pensar. Y el Homo Sapiens Sapiens es la evolución de este último: El hombre que piensa se da cuenta o es consciente además de que realiza la acción de pensar.Supongo que aquí, llegados a este punto, la parte más complicada y la clave para ser una persona altamente sensible (PAS), sin que ello te afecte en exceso, es ser consciente de tu alta sensibilidad e intentar relativizar al máximo todos los acontecimientos de tu vida de modo que tengas una calidad de la misma óptima.¡Así que ya sabes Persona Altamente Sensible! La solución a tu problema no deja de ser ancestral: Tan solo consiste en ser un Homo Sapiens Sapiens más. 😉
De repente un día te das cuenta que algo ha cambiado dentro de ti. Algo que consigue que las decisiones que tienes que tomar respecto a tu persona se basen en criterios totalmente diferentes a lo que estabas acostumbrado hasta el momento. De modo que las mismas se vean afectadas por esa nueva manera de ver y sentir las cosas. Una especie de despertar con el que comienzas a ser consciente de que en la vida no se trata de cantidad sino de calidad.Y es que llega un día en el que descubres que la calidad es la base de todo para una vida plena y feliz. Desde el desayuno que te preparas por la mañana al despertar, hasta las relaciones sentimentales más intimas que acostumbras a mantener.Una nueva perspectiva que tiene mucho o todo que ver con la madurez personal que alcanzas con el paso de los años. Una madurez que te proporciona con cierto haló, los verdaderos secretos y misterios de la vida. Pequeños hallazgos que hacen que con cada nuevo grado de madurez, disfrutes de las mismas cosas de siempre de una forma totalmente diferente.Porque los años te enseñan algo muy importante: Que la juventud se caracteriza por lo inmediato y a pesar de ser ansiada una vez perdida tiene grandes defectos que no eres capaz de ver hasta que alcanzas otro nivel emocional. El mayor de ellos la propia inexperiencia, que consigue que tus decisiones sean equivocadas y erróneas porque valoras más la inmediatez, lo superfluo y la cantidad que la calidad.Y es que en la madurez, temida desacertadamente, se haya una gran virtud. La madurez es experiencia y la experiencia te recuerda que lo complejo no tiene cabida en la vida si no tiene como recompensa la excelencia. La madurez te otorga la sabiduría necesaria y suficiente para que tus decisiones sean mucho más acertadas de lo que eran hasta el momento.La madurez y la experiencia que ello implica te enseña que la vida no se trata de llenar vacíos, sino de completar espacios que ya se encontraban decorados de por si.✨
De repente un día te das cuenta que algo ha cambiado dentro de ti. Algo que consigue que las decisiones que tienes que tomar respecto a tu persona se basen en criterios totalmente diferentes a lo que estabas acostumbrado hasta el momento. De modo que las mismas se vean afectadas por esa nueva manera de ver y sentir las cosas. Una especie de despertar con el que comienzas a ser consciente de que en la vida no se trata de cantidad sino de calidad.Y es que llega un día en el que descubres que la calidad es la base de todo para una vida plena y feliz. Desde el desayuno que te preparas por la mañana al despertar, hasta las relaciones sentimentales más intimas que acostumbras a mantener.Una nueva perspectiva que tiene mucho o todo que ver con la madurez personal que alcanzas con el paso de los años. Una madurez que te proporciona con cierto haló, los verdaderos secretos y misterios de la vida. Pequeños hallazgos que hacen que con cada nuevo grado de madurez, disfrutes de las mismas cosas de siempre de una forma totalmente diferente.Porque los años te enseñan algo muy importante: Que la juventud se caracteriza por lo inmediato y a pesar de ser ansiada una vez perdida tiene grandes defectos que no eres capaz de ver hasta que alcanzas otro nivel emocional. El mayor de ellos la propia inexperiencia, que consigue que tus decisiones sean equivocadas y erróneas porque valoras más la inmediatez, lo superfluo y la cantidad que la calidad.Y es que en la madurez, temida desacertadamente, se haya una gran virtud. La madurez es experiencia y la experiencia te recuerda que lo complejo no tiene cabida en la vida si no tiene como recompensa la excelencia. La madurez te otorga la sabiduría necesaria y suficiente para que tus decisiones sean mucho más acertadas de lo que eran hasta el momento.La madurez y la experiencia que ello implica te enseña que la vida no se trata de llenar vacíos, sino de completar espacios que ya se encontraban decorados de por si.✨